Amaia Romero: “He aprendido a decir que no”

ISRA ÁLVAREZ

  • La cantante ha publicado ‘Nadie podría hacerlo’, el segundo single de un disco que ha compuesto maridando libertad, pop y amor.

Simplemente ser libre y dejar que las cosas (por cosas entiéndase la música) fluyan ajenas al mercado y al marketing es un hecho casi inaudito. Un milagro al que Amaia Romero se ha acogido para componer Pero no pasa nada, su primer disco, del que acaba de publicar la segunda canción, Nadie podría hacerlo, de entre las diez que tendrá el álbum, que saldrá completo en septiembre.

Poco después comenzará su gira, que le llevará a 14 escenarios, entre ellos, los del Liceu de Barcelona o el Circo Price de Madrid.

Ya hemos oído dos canciones… ¿son parte de un todo con el disco?
He intentado que el disco sea coherente, sobre todo en la estética del sonido. Saqué primero El relámpago porque tiene mucha instrumentación y ahora Nadie podría hacerlo es sólo piano y voz y me gustaba mucho el contraste, de una canción más grande a una más íntima.

¿Y cuál es la temática que predomina?
Respecto a las cosas de las que hablo el disco… es bastante romántico y habla básicamente de amor.

¿Los temas de los que habla en las canciones son los que vive?
Sí, son los temas que más me inspiran para componer.

¿Para quién es ésta canción?
Cada persona puede interpretarlo. Tiene un significado bastante abierto.

Sale su padre en el videoclip…
Es que soy una persona muy nostálgica y me gusta mucho pensar en el pasado, en la infancia… es un tema que me llama la atención y me pareció bonito que en este vídeo aparecieran imágenes de cuando era pequeña. Encajaba muy bien con la canción.

¿Una canción tiene que decir algo, tener un sentido o es válida sólo por belleza artística?
Incluso si una canción no tiene sentido siempre se le puede buscar un significado, porque depende de la persona que la escucha. Me estoy acordando de la canción de Silvia Perez Cruz, Iglesias, que dice Iglesias del hombre que abrazaba bien / Los pantalones de pana le sentaban bien. Seguro que tiene un significado, pero le puedes encontrar muchos.

¿Siente que va a contracorriente?
La verdad es que no. Yo me dejo llevar bastante. Igual eso lo dicen porque he sacado el disco más tarde, pero es que quería tener mi tiempo. No tenía experiencia y tenía claro que no quería hacerlo con prisa, sino hacerlo bien, porque es mi primer disco y quería hacerlo perfecto y cuidar cada detalle.

¿Y lo ha hecho a su manera?
He tenido mucha libertad a la hora de decidir cosas. Hay muchas formas de hacer las cosas, no sólo una. Yo lo he hecho de una manera que es igual de válida que cualquier otra.

¿Cómo se dice que no a alguien con experiencia en la industria?
En este tiempo he aprendido a decir que no. Cuando salí de Operación Triunfo empecé a trabajar con productores y gente que sabía y era una oportunidad increíble y estaba encantada. Pero es verdad que he tenido que decir que no porque siempre hay opiniones distintas. Pero he tenido que entender que soy yo la que va a dar la cara. Y no sólo en lo musical, también en fotos, en entrevistas… así que he aprendido a decir que no a muchas cosas y estoy orgullosa de eso.

¿Siente la necesidad e rebelarse? Por ejemplo cuando sube fotos a Instagram hay quien lo percibe así, como retazos de rebeldía.
Cuando subo algo a Instagram no lo subo por nada en concreto, sólo porque me gusta. Nunca me paro a pensar “voy a subir esta foto para…”. Subo una foto porque me gusta, porque me veo guapa… como todo el mundo.

¿Ha cambiado su forma de percibir las redes sociales?
No, las sigo percibiendo igual. Sigo usando Instagram exactamente igual que antes. Lo que ha cambiado es la reacción de la gente. Antes subía una foto y mis amigos le daban a “me gusta” y ya está. Ahora tiene más repercusión, aunque a mi no me afecta mucho.

Describa cómo querría que fuera su vida dentro de 30 años.
Me gustaría tener una carrera por detrás importante y con sentido, de la que sentirme orgullosa. Aunque soy una persona que se deja llevar, que se centra en el presente, en lo que está haciendo en cada momento más que pensar en el futuro.

Una carrera de éxito además…
En todas las carreras hay altibajos, eso es inevitable, pero me gustaría poder mantenerme en esto.

Cuando piensa en salir al escenario, ¿imagina un estadio o una sala pequeña?
Me suelo sentir cómoda si las canciones me gustan, da igual donde sea. Pero es verdad que las veces que he cantado en teatros han sido las más especiales, porque son sitios acogedores. También fueron conciertos en los que me gustaban muchos las canciones que estaba cantando. En los cuatro festivales a los que he ido también he estado muy a gusto.

Mucha gente le considera un referente, ¿se siente así?
Cuando hago algo o voy a un sitio lo hago de verdad. No me paro a pensar. Soy fiel a mí misma y hago lo que me gusta. Intento evolucionar como persona, pero no me paro a pensar en qué consecuencias tendrá. Soy consciente de que mucha gente me está viendo e igual muchas personas me toman como ejemplo. Y eso me hace ilusión, pero es verdad que a veces voy con un poco de cuidado, dependiendo de qué cosas… pero sin una estrategia. Simplemente soy así.

¿Qué borraría de cosas que ha dicho o hecho?
Suelen ser cosas pequeñitas y todo lo que ha pasado desde que se acabó la Academia he dicho muchas cosas que he pensado después “esto no hacía falta decirlo”. Pero eran cosas pequeñitas.

Nos hablaba antes de la infancia, ¿hay algún consejo que le dieran sus padres que aún le recuerden?
No es tanto un consejo verbal como hacerme sentir que debo ser yo misma. Mis padres siempre nos han educado dándonos mucha libertad para ser nosotros mismos. Con normas, pero con margen para ser quienes quisiéramos. Lo valoro mucho.

¿Y recuerda algún castigo?
A mí todos los días me quitaban el móvil por algún motivo (risas). O porque suspendía o porque no estudiaba y estaba con el móvil. Yo compartía la habitación con mi hermana y me acuerdo una noche de verano que me estaba poniendo muy nerviosa porque estaba con la pantalla del móvil encendida a las dos de la mañana y empezamos a reñir muchísimo y mi padre nos sacó al jardín y nos amenazó con mojarnos con la manguera (risas).

¿Cuál va a ser el próximo single?
Este verano van a ir saliendo adelantos del disco, pero aún no te lo puedo decir.

¿Y cómo será el estilo del próximo single?
La siguiente creo que es una de las canciones que más representa el disco en general, porque es bastante pop español clásico, el de toda la vida. Y es un tema que me salió muy rápido y es muy sencilla pero es una de mis favoritas. Le tengo mucho cariño.