Carla Serrat propone “un viaje al anochecer hacia ninguna parte” en su nuevo disco ‘Kill a Feeling’

ANA LATORRE

  • La artista publicó en junio su nuevo disco: “Es más electrónico y bailable que el anterior”.
  • Su próxima actuación será este viernes en el festival Vida, en Barcelona.
  • La vocación de la catalana viene de familia: su hermana es la cantante de folk Joana Serrat y su hermano, Toni, el batería del grupo.

Como “una bala que atraviesa las entrañas desde el corazón”.

Así aterriza Kill a Feeling (Great Canyon Records), el nuevo disco de Carla (el grupo de Carla Ferrer) con el que pretende derribar todo lo malo para transformarlo en “mar”, un “paseo al atardecer durante la entrada a la noche” o  “un viaje en coche rumbo a ninguna parte”.

La catalana desveló el pasado 14 de junio los misterios que guardaba en el maletero: su nuevo trabajo vio la luz tres años después de su álbum de debut Wild Thoughts, que fue objeto de halagos por parte de la crítica especializada —ocupó el 5.º puesto en la lista de los mejores discos nacionales, según la revista Rockdelux—.

Una carrera hacia los sentimientos

“Hasta 2017 tuve problemas para encontrar el punto creativo, me ponía a componer pero no me sentía cómoda”, se sincera la artista. Los resultados llegaron a base de constancia en una retahíla de sesiones encerrada en su estudio, acompañada de su piano. “Al final, todo vino de manera natural”, asegura. Una vez la idea adquirió forma –”Quise que el sonido fuera más electrónico y más bailable que en el anterior”–, el siguiente paso fue dar con las personas adecuadas.

Una vez la idea adquirió forma —”quise que el sonido fuera más electrónico y más bailable que en el anterior”—, el siguiente paso fue dar con las personas adecuadas. “Busqué a un productor y Ekhi Lopetegui, de Delorean, me habló de Alex Ferrer [apodado Sidechains], muy conocido en la escena de Barcelona”. De la masterización se encargó el británico John Davis, que ha trabajado con Blur, Lana del Rey o FKA Twigs.

Su primer sencillo, It’s a Race, metaforiza sobre una relación que se vuelve  una carrera, es “una reflexión, en un estado de lucidez, para encontrar el equilibrio”. La melancolía la trajo Remember me que, a pesar de seguir la misma estela, es un tema “oscuro y personal, en la melodía y en la letra”. Con él, “reflexiona sobre el miedo a ser olvidado”.

Mientras tanto, durante el proceso de creación, Serrat estuvo colaborando con artistas internacionales como David Grellier (College), el músico y dj francés que ha producido para el dúo canadiense Electric Youth y remezclado con el músico berlinés Apparat.

Del anhelo al poder

Un total de 12 canciones componen Kill a Feeling, que bailan entre el misterio y la nocturnidad de la cantante chilena Soledad Vélez (en Fade o Fire), con quien comparte, además del gusto por los teclados y el synth pop, una buena relación —”Nos llevamos muy bien y haría música con ella sin duda; me flipa su acercamiento a los 80 y 90″— y la pretensión terapéutica del grupo estadounidense Bon Iver. La artista absorbe también de otros referentes como Portishead, Chromatics y Beach House.

Carla Serrat apuesta por una mirada “sincera y directa” a través de un sonido “más luminoso”. “Hasta que no me encontré, no empecé a trabajar: las canciones del primer disco eran muy antiguas, las llevaba en la mochila. En cambio, las nuevas pertenecen a un momento más próximo y me representan más”, se sincera la artista sobre su faceta “más pop”.

Y así, “los anhelos, los recuerdos y los conflictos internos” se convierten en “fuerza, seguridad y poder”. Ya no hay lugar para las malas sensaciones: “El disco representa los estados que ayudan a sanar, con él mato los sentimientos que me impiden avanzar”. He ahí el título —”hay gente que se lo toma de manera negativa, pero no”, aclara—.

La música y el inglés vienen de familia

Si hay una cosa que le ha brindado a Carla tranquilidad en esta vocación, ha sido el apoyo de su familia. Bebió de la música desde pequeña –el “90% en inglés”, lo que justifica que cante en este idioma– y siguió los pasos de sus hermanos mayores. Ellos ya estaban sumergidos en este mundo cuando ella se tiraba a la piscina: “Vi la posibilidad de iniciar un proyecto sin tener miedo”, se sincera.

En este nuevo trabajo comparte sello con su hermana, la cantante de folk Joana Serrat y con la que colabora en la canción Fire, donde las dos suman su granito de arena: “Aunque hagamos cosas distintas, nos gusta la música de cada una. Esta canción suena a guitarras, me recuerda mucho a Joana”. Después, reflexiona: “El hecho de que Joana esté ahí desde hace años, picando piedra… es muy bueno”.

Por otro lado, su hermano Toni –o su “otra guía”–, se encarga de la batería, las percusiones y la parte analógica del disco. “Es la mitad de Carla”, aclara. Kill a Feeling es, pues, un canto desde lo cercano hasta lo curativo.

Próxima parada: Festival Vida

Tras pasar el 14 de junio por el festival barcelonés Embassa’t, Carla Serrat presenta hoy su nuevo disco en el Vida, de Vilanova i la Geltrú (Barcelona); en el que compartirá escenario con grupos como Mavica y Louise Chen. Con su anterior disco pudo actuar en el Primavera Club y varias ciudades españolas, así como en países como Portugal y Dinamarca.