destapando las subculturas sexuales y los fetiches 'do it yourself'

Gustos sexuales peculiares, inadaptados sexuales y fetish artesanal: la antropóloga, comisaria y escritora norteamericana Katharine Gates se siente maravillada por lo infinito de la imaginación erótica humana. Su interés surgió en los 80, cuando empezó a coleccionar fanzines eróticos de fetiches peculiares como Yankee Clipper (sobre mujeres con la cabeza afeitada), Splosh! (diversión mojada y sucia) y Equus Eroticus (dedicado al pony play, o juego sexual en el que la persona se disfraza de pony y actúa como tal). “Tenía mucha curiosidad por conocer estos fetiches extraños”, afirma Katharine. “¿Qué tiene el hecho de saltar sobre charcos de barro llevando chubasqueros de goma que hace que la gente se excite? ¿Cómo conocen los potenciales ponyboys a sus entrenadores?”. Para satisfacer su curiosidad, decidió escribir un libro sobre ello.

Publicado en 1999, Deviant Desires: A Tour of the Erotic Edge rompió moldes como estudio en profundidad de las subculturas sexuales, repleto de “tentadoras descripciones, fotografías ilícitas, estudios de intrigantes personajes y consejos realmente útiles, por si alguna persona no iniciada en el kink se viera en una situación inusual de representación de papeles o de gustos sexuales particulares”.

Casi una década más tarde, el clima sexual ha evolucionado, las escenas que acababan prácticamente de nacer a finales de los 90 han florecido, mientras que en las más profundas y oscuras profundidades de internet la gente está encontrando nuevas y oscuras formas de disfrutar. Pero, tristemente, la cultura de internet también ha florecido. Aunque la red ha facilitado que la gente sea más consciente de la gran diversidad de deseos sexuales que existe, este tipo de visibilización también ha dado pie a un aumento de las críticas hacia todo lo kink.

Deseosa una vez más de desafiar la idea errónea de que las personas con fantasías poco convencionales son de algún modo peligrosas, Katharine ha lanzado una versión revisada de su bestseller original. Justo después de su publicación, hablamos con ella sobre los juegos sexuales poco convencionales y sobre los fetiches que incluyen estornudos.

MukisKitchen.com

¿Qué tienen los fetiches sexuales que te atraen tanto?
Para mí, no importa lo aparentemente oscuros o incomprensibles que puedan ser los fetiches de la gente, todos ellos ilustran algo acerca de la naturaleza de la imaginación erótica humana. Así que, como antropóloga tradicional, utilizo lo exótico para explorar temas más universales en torno a lo que significa ser un humano.

¿Cuál es la principal creencia errónea sobre ellos?
La gente a veces da por supuesto que cualquiera que tenga una fantasía poco convencional es de algún modo peligroso para sí mismo o para los demás, o que no comprende el consentimiento y los límites como lo hacen las personas sin gustos sexuales “peculiares”. Como si cuando te sales del rígido y estrecho estándar hubiera una resbaladiza pendiente en la que “todo vale”. Pero lo cierto es que son las comunidades sexualmente no conformistas como la escena BDSM las que en realidad han esgrimido la ideología más matizada y clara sobre el consentimiento y los límites. La mayoría de personas que no pertenecen a estas escenas harían bien en aprender algo sobre negociación, seguridad y cordura de la comunidad kink.

Mark McQueen

¿Cómo crees que ha envejecido Deviant Desires con el tiempo?
La primera edición fue el primer libro que se publicó sobre gustos peculiares como el pony play, el sploshing y los furries [personas que se disfrazan de peluche], de modo que en términos generales abrimos un nuevo camino. Ahora cualquiera con una suscripción por cable o acceso a internet conoce estos gustos particulares (de hecho, yo ayudé a muchas series de televisión a encontrar sus protagonistas). Donde el libro original sigue manteniéndose fuerte es en las entrevistas con las madres y padres fundadores de determinadas comunidades. Es maravilloso ver cómo estas escenas han crecido, cambiado y progresado a lo largo de los años.

¿Por qué relanzarlo ahora?
Me llamaron de PowerHouse Books el día después de las últimas elecciones presidenciales [en EE. UU.] y me dijeron que era el momento de reescribirlo y relanzarlo. Tenían la sensación de que Trump podría dar paso a una nueva era de intolerancia sexual y confusión en torno al consentimiento y al comportamiento responsable. De modo que el libro de nuevo es oportuno porque muestra que el enemigo no es la diversidad erótica, sino quienes desean impedir que mantengamos conversaciones honestas, abiertas y libres de temor sobre lo que queremos y lo que no. No sigue significando no, ¡independientemente de si tus gustos sexuales son peculiares!

Marj Borjorquez

¿Qué podemos esperar de la nueva edición?
He realizado una importante reescritura. Hay una introducción nueva, dos capítulos completamente nuevos (“Gas Pedal Pumping” y “Cannibal Play”) y nuevos “kinks secundarios”, es decir, una breve cobertura de algunas interesantes escenas menos destacadas, como los fetiches con los estornudos o las mujeres peludas. Y casi todos los capítulos incluyen entrevistas completamente nuevas con algunas personas muy originales y también con personas que acaban de incorporarse a diversas escenas.

¿Cómo ha cambiado con el tiempo el estigma en torno a los fetiches sexuales?
Gracias a la cultura popular y a internet, la gente definitivamente es más consciente de la diversidad de fantasías y tendencias sexuales que existen. Aun así, con este tipo de visibilización también ha habido un desafortunado número de reacciones negativas hacia lo kink. El alcalde de New Milford, Connecticut, perdió su trabajo el año pasado porque se descubrió que era un furry. Eso es simplemente ridículo. ¿Por qué ser un furry iba a afectar negativamente a su capacidad para servir a la ciudadanía? También creo que la reciente y muy importante reevaluación de las violaciones del consentimiento en el mundo de las personas no fetichistas por desgracia ha desembocado en que algunas personas mojigatas y temerosas deseen condenar todo tipo de juego de poder, incluso aunque haya sido negociado y sea consentido al cien por cien entre personas que no tienen poder económico o político sobre el otro. El problema no son los deseos en sí, sino el reto de comunicar con claridad y escucharnos entre nosotros.

Pangur

¿Cómo ha repercutido el auge de la cultura digital en el clima erótico actual?
Sin duda ahora es más fácil que las personas con gustos peculiares encuentren parejas de mentalidad similar. Nadie tiene que pasar toda su vida pensando que es el único ser humano que se excita explotando globos o lo que sea. Antes de internet, creo que mucha gente forjó su opinión sobre el mundo kink a partir del mundo de la moda. Pensaban que todo consistía en la ropa. Pensaban que tenías que ser una modelo blanca para poder ser kinky. Ahora está bastante claro que cualquiera puede serlo y que todos los tipos de cuerpo, todas las formas y todos los colores merecen ser deseados. Yo diría que, especialmente en los últimos 15 años, el auge de los fandoms sexuales (furries, cosplayers, etc.) también ha cambiado la percepción generalizada de lo kink. Ha quedado claro que lo erótico gira en torno a, como dice mi amiga educadora sexual Midori, “Alegres juegos infantiles, privilegio sexual adulto y herramientas que molan. Es el juego de polis y cacos pero follando”.

¿Cuál es el fetiche sexual más sorprendente que te has encontrado a lo largo de tu investigación?
Sinceramente, ¡ya nada me sorprende! Mi gusto peculiar favorito siempre es el que acabo de conocer más recientemente. Hace unos meses conocí a una persona que se excita haciendo dibujos anatómicamente detallados de musculosas lenguas que gotean.

Deviant Desires, por Katharine Gates, ha sido publicado por powerHouse Books.


Fuente: ID

One Tecno

Tech

Nike conecta la camiseta de la NBA con los fans

26 septiembre, 2017

Nike ha arrebatado a Adidas uno de los contratos más deseados. Desde la temporada 2017-2018 que comenzará este otoño todas las camisetas de los equipos serán de Nike. No se han limitado a renovar el diseño, sino que han creado una innovadora experiencia para conectar con los fans, el mundo digital centrado en la experiencia del juego y el contenido, se funde con la prenda.Seguir leyendo. […]

Tech

iPhone X: ¿innovación tecnológica o fetichismo consumista?

18 septiembre, 2017

El pasado miércoles, Tim Cook, una vez más disfrazado de Steve Jobs y con los Beatles como banda sonora, presentaba los 3 nuevos iPhones de la compañía de Cupertino. Entre ellos, el esperadísimo iPhone X que el mismo Cook definía como el “smartphone de la próxima década”. Un terminal que en el hardware no presenta absolutamente nada nuevo (la pantalla infinita, el reconocimiento facial o la cámara dual están presentes en la mayoría de los terminales de la gama alta) y aunque el software siempre fue el fuerte de los de la manzana, la pregunta que el mercado se hace es si este será lo suficientemente diferencial para justificar la enorme diferencia de precio con sus competidores y hasta con otros terminales de la compañía: el iPhone X cuesta 250 euros más que el 8 y 140 más que el 8 plus, también presentados el miércoles. La respuesta me parece bastante sencilla: da igual. Apple ha creado un producto que no se comprará por su hardware ni por su softwareSeguir leyendo. […]

ONE News