Kings of Leon despliega un rock americano algo descafeinado en el FIB

EFE

La banda estadounidense Kings of Leon ha desplegado su rock americano en la noche del sábado en el Festival Internacional de Benicàssim (FIB) en un concierto algo descafeinado en una jornada en la que el público español se ha volcado con Belako y, sobre todo, con Carolina Durante.

Con una asistencia de público más baja que en 2018, el sábado no se han registrado las largas colas habituales en la carretera N-340, y en la zona VIP el ambiente era bastante más relajado de lo acostumbrado.

La mayoría de los ‘fibers’ esperaban como agua de mayo el concierto de Kings of Leon, que ha compartido horario con la británica Jess Glyne -que actuaba también a las 23.00 horas, pero en el escenario Carrefour-, y ha comenzado el concierto de manera tibia y con un sonido que no ha llegado a ser bueno en todo el concierto.

Con un perfil quizá demasiado bajo para un festival, los de Nashville sí han convencido a los fanes que abarrotaban el escenario principal, pese a haber estado algo faltos de energía hasta bien avanzado el repertorio.

Un concierto sin fisuras de la mano de Belako

A las 21.30 horas, los cuatro amigos de Mungia (Vizcaya) que forman Belako salían con cierto nerviosismo al escenario después de que Melvin Benn, el director de FIB, asegurara que su actuación de 2018 fue la mejor de toda la pasada edición.

Así lo confesaban en un encuentro informal con la prensa en el que se mostraron agradecidos por el apoyo de Benn, empresario musical con gran trayectoria en la industria británica, y quien les ha impulsado y allanado el camino para tocar en Finsbury Park (en Londres, Reino Unido) en 2018 y este verano en otras dos citas británicas, los festivales de Reading y Leeds.

Antes de encerrarse a trabajar en su quinto trabajo, los vascos han elegido unas “pocas pero selectas” fechas para tocar durante el verano y este sábado se han mostrado agradecidos al público que se ha acercado a verles al escenario Carrefour, aunque muchos de los asistentes se hayan cambiado de escenario media hora después del inicio para dirigirse hasta el Thunder Bitch, donde comenzaba la actuación de los madrileños Carolina Durante.

Dispuestos a mejorar la actuación del año pasado, Belako ha facturado un concierto sin fisuras, altamente bailable, con una energía incombustible y haciendo gala de la buena relación que tienen entre ellos, sin la cual, según explicaban ellos mismos, “esto se acabaría”.

Tras ocho años de carrera, la banda vizcaína tiene claro que han logrado su éxito con trabajo duro y afrontan el futuro sin cerrarse a nada.

En su set de este sábado no han desaprovechado la ocasión para hacer una reivindicación contra la violencia machista al acabar la actuación con el tema “Over the Edge” y han enviado un claro mensaje: “En este país se nos sigue violando y matando y no pasa nada”.

Ante la prensa reclamaban también la presencia de la mujer en la industria musical, no solo sobre el escenario, sino también detrás, ya que en el mundo de los técnicos y montadores apenas hay presencia femenina.

Carolina Durante, un éxito de asistencia

Quienes también se han mostrado agradecidos al público -y, asimismo, repetían en el FIB por segundo año consecutivo- eran los Carolina Durante, que han asegurado que tocar en este festival es “un sueño”.

Con una numerosa audiencia, casi el doble que para ver a Belako, los madrileños han demostrado que están de moda y el público nacional los ha acompañado en todas sus canciones y, por supuesto, en “Cayetano”, que han dejado reservada para cerrar el set.

Al margen de la actuación del rapero británico AJ Tracey, la noche del FIB ha quedado rendida a los pinchadiscos, no solo en el escenario South Beach Pool Party, sino también en el Thunder Bitch y en el Carrefour con nombres tan apetecibles como Cora Novoa.

En el South Beach Pool Party el DJ castellonense El Goma, que regenta el club de Castelló Spoonful, ha recogido a miles de ‘fibers’ venidos del concierto de Kings of Leon y que después han podido elegir entre muchos otros nombres como Joakim -que ha sustituido a Bakermat en el escenario principal-, Wisemen Project o Bawrut.