Liam Gallagher ejerce de estrella del rock en la apertura del Bilbao BBK Live

JUAN JOSÉ GUTIÉRREZ (EFE)

Liam Gallagher, excantante de Oasis, ejerció de estrella del rock en la primera jornada del festival Bilbao BBK Live, con una actuación marcada por la nostalgia que despertaron en el público los temas de la recordada banda que lideró junto a su hermano Noel.

Además del ejercicio nostálgico planteado por Liam Gallagher, en la primera jornada del Bilbao BBK Live, con 35.800 asistentes, destacaron la atrevida propuesta musical y visual de Thom Yorke, vocalista y líder de la banda Radiohead, y la enérgica actuación de los madrileños Vetusta Morla.

Liam Gallagher fue el cabeza de cartel de la jornada y estuvo a la altura con su inconfundible presencia sobre el escenario, su característica voz y un repertorio musical en el que las canciones de Oasis hicieron el resto desde el mismo inicio de la actuación.

El lema “rock ‘n’ roll” que se podía leer en el escenario ya advertía de lo que se iba a encontrar el público ansioso por ver al ex de Oasis, y no pudo estar más claro cuando Gallagher saltó al escenario para cantar Rock ‘N’ Roll Star, uno de los clásicos de la banda que compartía con su hermano.

De esa forma, la estrella de la noche embarcó a los asistentes en un viaje al pasado en el que se coreó y disfrutó con temas como Slide Away, Roll With It, Cigarettes & Alcohol, o el imprescindible Wonderwall, que, como no podía ser de otra manera, fue el más coreado de la jornada.

Además de rememorar los gloriosos tiempos de Oasis, el concierto tuvo espacio para los temas de As You Were, el primer disco en solitario de Liam Gallager, publicado en 2017, y para los potentes Shockwave y The river, avances de su próximo trabajo Why Me? Why Not?

Para los bises reservó otras dos canciones de Oasis, Supersonic y Champagne Supernova, cantada con el único acompañamiento del piano, tras la cual el público se repartió por otros escenarios, entre ellos el segundo, donde actuó Thom Yorke, de gira con su último disco, titulado Anima.

Thom Yorke y Vetusta Morla

El vocalista y líder de la banda Radiohead ofreció un espectáculo arriesgado y electrónico, reforzado por las proyecciones audiovisuales en el fondo del escenario, en el que junto a los temas de su nuevo trabajo repasó algunos de sus anteriores discos en solitario, Tomorrow’s Modern Boxes y The Eraser.

A Gallagher le precedióen el escenario principal Vetusta Morla, que regresó al festival tras cinco años de ausencia para triunfar con una actuación enérgica en la que su cantante Juan Pedro Martín, Pucho, no hdudó de mezclarse con los asistentes para cantar Mapas.

Los madrileños empezaron su concierto con Deséame suerte y Palmeras en La Mancha, de su último disco Mismo sitio, distinto lugar, para hacer un repaso a su trayectoria artística acompañados por un público que no se cansó de corear temas como Maldita dulzura, Copenhague, Sálvese quien pueda o Valiente.

Antes del cabeza de cartel de la jornada, los asistentes pudieron dividirse entre la experiencia sensorial que el compositor y productor alemán Nils Frahm ofreció en el segundo escenario del festival y el post-punk electrónico del duo británico Sleaford Mods.

Los encargados de abrir las actuaciones en el escenario principal en esta edición del festival fueron los sevillanos Derby Motoreta’s Burrito Kachimba, que mostraron su rock macarra y psicodélico ante el escaso público que había llegado al recinto a esa hora de la tarde.

También destacó el estadounidense John Grant, que llegó al Bilbao BBK Live con su último trabajo Love Is Magic, del que sonaron varios temas, como Tempest, en una actuación del agrado del público, que disfrutó de la cálida y profunda voz de Grant y de los toques synth-pop y electrónicos de algunas piezas.