Los farmacéuticos dan unos cuantos consejos de salud a la hora de viajar lejos

EUROPA PRESS

  • Preparar un botiquín de viaje y protegerse contra las picaduras es fundamental.
  • Hay que consultar un Centro de Vacunación Internacional antes de viajar a países tropicales.

Los viajes a determinados países pueden suponer un riesgo para la salud por la posibilidad de entrar en contacto con enfermedades poco tratadas en nuestro país. Por ello, desde la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (SEFAP) han elaborado un decálogo que incluye diez consejos sanitarios para viajar al extranjero sin poner en riesgo la salud.

En este sentido, los expertos han recomendado preparar con antelación los aspectos sanitarios del viaje y consultar con una antelación de seis semanas un Centro de Vacunación Internacional si el país de destino se encuentra en África, Asia, Sudamérica o Centroamérica. Así, son recomendables vacunas como la de la hepatitis A, ya que existen países poco desarrollados en los que su contagio se propaga fácilmente a través del consumo de agua o alimentos contaminados.

Del mismo modo, es “fundamental” disponer de un botiquín de viaje que incluye material de cura, termómetro, tijeras, repelente de insectos y medicamentos para las picaduras. En caso de padecer alguna enfermedad, se recomienda acudir al profesional antes de realizar el viaje para que este elabore un informe actualizado y recete la medicación necesaria para la estancia en el extranjero. Asimismo, es “importante” desechar los antibióticos sobrantes a la vuelta.

Además, una de las principales medidas de prevención contra las enfermedades tropicales transmitidas por los insectos consiste en protegerse contra las picaduras de los mismos con la utilización de ropa de protección, repelentes y mosquiteras.

Las medidas preventivas con el agua son fundamentales

Por otra parte, la SEFAP aconseja llevar la medicación recomendada para la quimioprofilaxis del paludismo. Asimismo, se deben cumplir las medidas de tráfico del país, ya que este tipo de accidentes supone la principal causa de muerte de los viajeros.

Otro aspecto básico es recordar las medidas preventivas respecto al agua y los alimentos para evitar enfermedades como la diarrea. En este sentido, los expertos han recomendado lavarse las manos con frecuencia antes de tocar los alimentos, beber agua embotellada, no tomar hielo que no provenga de agua segura, consumir leche envasada, no ingerir pescado crudo, tener cuidado con aquellas comidas que tengan huevo crudo, pelar la fruta personalmente y no consumir las verduras crudas.

Del mismo modo, se aconseja beber abundante líquido para prevenir la deshidratación y los golpes de calor, y evitar los baños en agua dulce, ya que pueden ser origen de enfermedades parasitarias. Respecto a la vestimenta, se deben utilizar sombreros y gafas de sol. También es “importante” recurrir a las cremas de protección solar.