Una cabra, una rebanada de pan y un gato, los protagonistas de los videojuegos más extraños

INÉS LÓPEZ

En la historia de los videojuegos nos hemos topado con títulos de todo tipo. Desde los clásicos de plataformas y disparos hasta el terror más psicológico, pasando por auténticas aventuras. Sin embargo, el desarrollo de la tecnología también nos ha dejado juegos realmente extraños y absurdos.

Algunos clásicos son Mister Mosquito, un juego de PlayStation 2 que nos ponía en la piel de este odiado insecto, cuya misión era picar a los humanos sin ser detectado. Posiblemente se trate de uno de los títulos más raros que estrenaron para la consola de Sony.

Con el tiempo y la ayuda de la tecnología, este tipo de juegos de simulación ha avanzado y ahora los gráficos y la jugabilidad es mayor, aunque continúan siendo igual de absurdos.

Repasamos algunos de los títulos más extraños y surrealistas que existen para las diferentes plataformas de entretenimiento.

‘Goat Simulator’

Gotat Simulator es, posiblemente, el más famoso entre los videojuegos raros y uno de los simuladores más divertidos y graciosos que se puede jugar. De la mano de Coffee Stain Studios, este título estrenado en 2014 ha estado en boca de muchos.

La protagonista es una cabra y el jugador es libre de explorar el extenso mundo en el que se encuentra el animal saltando, corriendo, golpeando cosas y lamiendo objetos. El título incluye un sistema de puntuación parecido al de Tony Hawk’s Pro Skater, así que hacer trucos y diferentes acciones en cadena te da puntos.

La cabra puede variar su aspecto, convirtiéndose en Satanás, en jirafa o en avestruz. También, puedes llegar a convertirte en la reina de todas las cabras e incluso viajar al espacio.

Aunque parezca sorprendente, el título tuvo tal éxito que lanzaron varias secuelas: Goat Simulaor: Mmore Goatz Edition, The Bundle, Payday y una colección con todos los títulos llamada Goat Simulator: the GOATY.

Además de en PS4, está disponible en PC, Xbox 360, Xbox One, PS3 y en dispositivos móviles y tablets con sistema iOS o Android.

‘Catlateral Damage’

Siguiendo la línea de la simulación de la vida animal, otro de los títulos más curiosos que se pueden encontrar es el Catlateral Damage. Se trata de un título en el que nos ponemos en la piel de un gato que va tirando objetos por allí por donde pasa. Puedes andar, moverte, saltar y agacharte y tu arma principal serán tus dos patas delanteras, con las que golpearás los objetos para tirarlos al suelo.

Si eres un amante de los felinos y eres de la clase de persona que se ríe con sus vídeos tirando vasos de agua al suelo, este juego es perfecto para ti. Podrás hacer añicos exclusivas piezas de colección, carísimos electrodomésticos y dormir hecho una bolita en cajas de cartón.

Se puede jugar ordenadores (Windows, OS X y Linux) y en PlayStation 4 con o sin gafas de realidad virtual.

‘Rock Simulator’

No todos son animales en el mundo de los videojuegos de simulación. El título desarrollado por Strange Panthers te convierte en una piedra con Rock Simulator. Sí, has leído bien, una roca.

El juego ha sido considerado el más inútil de todos los tiempos, ya que lo único que puedes hacer es mover la cámara y observar una piedra (la protagonista) en diferentes entornos como la playa o un prado verde.

No ofrece ningún divertimento y solo ha servido a forma de parodia de esta categoría de videojuegos. Está disponible en Steam para jugar en el ordenador.

‘I am a bread’

Otro de los videojuegos más absurdos y extraños que han alcanzado también gran fama es I am a bread (Soy un pan), que como su propio nombre indica, pone al jugador en la ‘piel’ en una rebanada de pan.

La trama cuenta la historia del Sr. Murton, un paciente al que todo le ha ido mal en la vida y que vive paranoico a causa de unos robos que se producen en su casa hasta que descubre que los culpables son rebanadas de pan.

El jugador tendrá que guiar al pan por los diferentes escenarios, procurando que no toque muchos objetos o su nivel de comestibilidad bajará y la partida terminará. La meta de cada nivel es la tostadora, ya que la misión de la rebanada es “tostarse y ser muy rica”, tal y como cuenta su desarrollador, Bossa Studios.

‘Genital Jousting’

Saliendo del catálogo de simuladores encontramos Genital Jousting. Según su desarrollador, Free Lives, se trata de “un juego multijugador en el que los usuarios controlan un pene con testículos y ano que tiene diferentes objetivos: penetrar, ser penetrado y competir en diferentes desafíos absurdos”.

Sorprendentemente, cuenta con un modo historia protagonizado por John, un pene que quiere encontrar una cita para la reunión de antiguos alumnos del instituto. Además, quiere mostrar al mundo su asombrosa rigidez y es lo que el jugador tendrá que conseguir superando diferentes minijuegos.

De este modo, tendrás que vestirte, ir a trabajar, asistir a reuniones… Todo tipo de tareas de la vida diaria con el único objetivo de encontrar una pareja para John.

El título está disponible en Steam tanto para sistemas operativos Windows y OS X.