envíame fotos desnuda

Hace algunos años, la escritora Grace Banks no paraba de señalar lo que parecía una creciente tendencia en el mundo del arte. “Empecé a ver un patrón en los artistas contemporáneos que empleaban efigies del cuerpo femenino similares a muñecas de un modo bastante radical y perturbador, para crearse una identidad propia, hablar sobre el feminismo y mostrar sus opiniones políticas”, dice la autora.

Desde los dibujos en las cavernas que datan del año 11.000 a. C. hasta Kim Kardashian reventando internet con un selfie desnuda, la representación del cuerpo femenino siempre ha estado cargada de cuestiones de propiedad, patriarcado y política. Las muñecas, según muestra Grace en su libro de reciente publicación Play With Me, se están convirtiendo cada vez más en un medio artístico, encarnando casi literalmente los múltiples temas interconectados del feminismo y ofreciéndolos para que sean expuestos, diseccionados y derribados.

Jennifer Rubell, “The Nutcrackers”, 2011. Cortesía de Jennifer Rubell y Sargent’s Daughters. Fotos Andrew Ryan Shephard.

https://i-d.vice.com/es/articl…

“Lo primero que me hizo querer crear el libro fue la obra de Laurie Simmons, su serie Love Doll, así como la serie de Annie Collinge Five Inches of Limbo. Leí un poco sobre ellas y vi que, empleando la apropiación del cuerpo de las mujeres, estaban realizando declaraciones bastante radicales sobre el papel de estas en la sociedad contemporánea”, indica Grace. “Empecé a investigar y encontré montones de otras artistas que están haciendo algo similar para dar visibilidad a algunos de los mayores retos del feminismo en la generación millennial (odio esta palabra): la fluidez de género, la economía, la mercantilización del feminismo y la tecnología”.

El libro, que está repleto de entrevistas que invitan a la reflexión con artistas que emplean muñecas y motivos de muñecas en formas muy diversas ―desde maniquíes y muñecas infantiles hasta juguetes sexuales y robots― está dividido en cuatro secciones: la primera se titula “Blow Up” y se centra en una exploración del cuerpo femenino en términos de Instagram y su ahora omnipresente asociación con el denominado “feminismo de hashtag“.

Pero lo que explora Grace en las obras que nos muestra son problemas que se extienden más allá de las redes sociales y se sumergen profundamente en la vida cotidiana, en el pasado, en el presente y en el lugar adónde nos dirigimos. Entonces, ¿por qué era importante empezar ahí, con el impacto de Instagram?

Stacy Leigh, serie Average Humans (that happen to be sex dolls), 2014, Cortesía de Stacy Leigh y de la Castor Gallery

“Las artistas incluidas en ese capítulo emplean las muñecas para exponer la mercantilización de los cuerpos femeninos, ya sea a través de la publicidad o, como dices tú, del ‘feminismo de hashtag’“, afirma Banks. “Durante el tiempo en que estaba escribiendo el libro todo el asunto del feminismo de hashtag se convirtió en un tema candente en la cultura popular. Definitivamente creo que toda la mercantilización del feminismo es realmente problemática y, en mi interior, sigo teniendo un conflicto. Tengo sentimientos muy fuertes en torno al apoyo de las virtudes de la moda y la belleza para las mujeres, pero no creo que llevar una camiseta que diga ‘feminismo’ sea un acto feminista. Aun así, gran parte de lo que hacen las feministas de educación elevada tampoco son actos de feminismo”.

Después de la sección “Blow-Up”, el libro profundiza en la idea de la musa ―ese papel tan concreto que se ha otorgado a las mujeres dentro del arte― y en cómo se relaciona con la todavía enorme falta de representación artística femenina por parte de las instituciones de todo el mundo. “Mediante el uso de texturas y materiales nuevos en el mundo del arte, las artistas de este capítulo desmontan el estatus de la musa en el arte actual. Durante mucho tiempo, el cuerpo femenino dentro del arte ha sido representado por hombres y estas artistas subvierten los materiales sexistas para cuestionar lo extraña que es la obsesión masculina por la figura de la musa”.

La moda y la belleza son industrias que desempeñan un gran papel en la cosificación y la mercantilización de la forma femenina ―una forma femenina muy concreta―, pero el arte lleva haciéndolo desde sus inicios. Y sigue estando, tal y como indica Grace, muy gobernado por el modelo patriarcal.

Lynn Hershman Leeson, “Olympia: Fictive Projections and the Myth of the Real Woman”, 2007-2008.

En Play With Me, la artista Bianca Casady dice: “Las adversidades más difíciles a las que se enfrentan las mujeres en el arte en la actualidad no están visibilizadas”. Y menciona la necesidad de un “lenguaje feminista”. El libro de Grace arroja luz sobre artistas que están liderando el cambio hacia un nuevo tipo de visibilidad femenina, quizá uno de los retos más poderosos para el mundo del arte ―tradicionalmente controlado por los hombres― que hemos visto en mucho tiempo.

“Una muñeca es la cosificación definitiva del cuerpo de la mujer. Es un arquetipo de mujer fabricado en masa. Las artistas de este libro muestran interés en apropiarse de ese símbolo de cosificación y usarlo como nueva forma de representar el desnudo en el arte”, explica Banks. “Gran parte de la obra de las mujeres que representaba el desnudo femenino ha sido ignorada totalmente por los historiadores del arte masculinos y yo quería que estas artistas recuperaran el derecho a crear el desnudo femenino en sus propios términos”.

Las muñecas son, como demuestra el libro en otra sección, un material particularmente apto para explorar el estado en que se encuentra actualmente la mirada femenina, incluyendo la forma en que la desaparición de las barreras de género confluye con su evolución dentro del arte. Grace habló con artistas como Martine Gutierrez, que se identifica como no binaria y que emplea muñecas y maniquíes para investigar los roles de género y también el valor que otorgamos a los objetos irreales.

También está Narcissistor, cuya obra se enfrenta a ―y a la vez reconstruye― la mirada masculina mediante, como ella dice, la exposición de su cuerpo desnudo “de forma no erótica y/o de una forma expresamente erótica, pero según mis propios términos”.

Narcissistor, Remember You’re Infinite, 2014. Cortesía de Narcissistor.

Play With Me se cierra con un debate en torno a los ciborgs, un tema que se trata fuera del mundo del arte con creciente regularidad conforme la realidad de los robots avanza en nuestra vida cotidiana. La autora habló con artistas que están excavando en las múltiples y complejas implicaciones de la tecnología altamente parecida a la vida real, incluyendo los sexbots.

Grace escribe que “la robótica se está convirtiendo en un tema feminista. Las obras de este capítulo tratan sobre los inminentes problemas a los que nos enfrentaremos las mujeres si debemos vivir junto a la inteligencia artificial como posibles iguales”. Pero también muestra cómo el arte puede ayudar a visualizar posibilidades más positivas para la existencia de los ciborgs, hablando con artistas cuya obra sugiere formas en las que los robots podrían ayudar a desmontar los conceptos tradicionales sobre el género.

Las obras incluidas en Play With Me son atrevidas, desafiantes, profundamente modernas y a menudo abiertamente orientadas al activismo. Señalan hacia un nuevo compromiso político en el arte y hacia un fuerte empuje adelante para el feminismo dentro de una industria cuyas aburridas instituciones deben evolucionar urgentemente. “Esta obra sugiere que las siguientes grandes escenas artísticas no procederán de mujeres que crean siguiendo las mismas tradiciones que los hombres”, afirma Grace, “sino de mujeres que crean siguiendo sus propios recursos estilísticos dentro del arte”.

Martine Gutierrez, serie Real Doll, 2013, cortesía de la artista y de Ryan Lee, Nueva York.


Fuente: ID

Noticias Ahora

Noticias Ahora

El Parlamento catalán debate la investidura del independentista Quim Torra, el candidato de Carles Puigdemont

14 mayo, 2018

El Parlamento de Cataluña se dispone a investir este lunes como presidente de la región al candidato independentista impulsado por el destituido Carles Puigdemont, lo que permitirá a los catalanes recuperar la autonomía perdida tras la fallida secesión de España en octubre.
Una vez designado como presidente catalán, el editor de 55 años Quim Torra podrá formar un gobierno, requisito para que se levante la intervención de Madrid en esta comunidad autónoma de 7,5 millones de habitantes.
Se prevé que Torra, del ala dura independentista y fiel al ex presidente Puigdemont, sea elegido con una mayoría simple de secesionistas en la cámara, por 66 votos frente a los 65 del resto de las fuerzas.
La CUP, pequeño partido independentista de extrema izquierda, allanó el terreno el domingo, cuando anunció, tras consultar con sus bases, que sus cuatro diputados se abstendrán para no bloquear “la formación de un nuevo gobierno”.
En un primer debate de investidura el sábado, Torra no pudo ser elegido a.. […]

Noticias Ahora

Brasil pidió a la Justicia portuguesa la extradición de un empresario investigado por el caso Lava Jato

11 mayo, 2018

El Gobierno brasileño pidió este viernes a la Justicia portuguesa la extradición del empresario Raul Schmidt, investigado en el escándalo de corrupción destapado en la petrolera estatal brasileña Petrobras, informaron fuentes oficiales.
El Ejecutivo, a través de la Abogacía General de la Unión, subrayó que una decisión negativa, “además de una violación de la Constitución y de la legalidad democrática, configuraría una violación del Estado de Derecho y de los principios de la estabilidad”.
También destacó que la demora en la extradición “manifiesta una violación del Derecho Internacional General y Convencional”, y en particular, “de los Convenios de las Naciones Unidas contra la Corrupción y contra la Criminalidad Organizada”.
El empresario es investigado en Brasil por intermediar el pago de sobornos a los ex directivos de Petrobras Renato Duque, Nestor Cerveró y Jorge Zelada, todos implicados en la operación Lava Jato, que investiga los millonarios desvíos que se dieron en el interior.. […]

Mundo One