Estaba equivocada, el exceso de tecnología sí está arruinando vidas

(Archivo)

Hace apenas cuatro años era una cheeleader. Se suponía que las redes sociales eran la gran esperanza para la democracia. Lo sé porque se lo dije al mundo. Dije en 2014 que nadie podia predecir a dónde nos llevaría esta revolución. Mi conclusión estuvo llena de optimismo: una raza humana mejor conectada encontraría una forma de superarse a sí misma.

Tenía la mitad de razón, nadie podría haber predicho dónde terminamos. Sin embargo, mi pronóstico optimista fue completamente erróneo. Las redes sociales han llevado a una menor interacción humana, no más. Han suprimido el desarrollo humano, no lo ha estimulado. Cuando la gran tecnología ha avanzado, nosotros hemos retrocedido.

Mira la evidencia. La investigación muestra que las redes sociales pueden estar haciendo que muchos de nosotros nos sintamos infelices, celosos y, paradójicamente, antisociales. Incluso Facebook lo consigue. Un estudio académico que Facebook citó en un blog reveló que cuando las personas pasan mucho tiempo consumiendo pasivamente información, terminan sintiéndose peor. Con solo 10 minutos en Facebook es suficiente para presionar: hacer clic y dar a "me gusta" a una multitud de publicaciones y enlaces parece tener un efecto negativo en la salud mental.

Mientras tanto, el monstruo prospera en la red social: leer historias atractivas y/o imágenes cuidadosamente controladas sobre las vidas sociales y amorosas de otros conduce a comparaciones pobres con la propia existencia. Salir al mundo real y tener conversaciones apropiadas proporcionaría un poderoso antídoto. Los seres humanos se han convencido a sí mismos de que "ponerse al día" en línea es una alternativa viable a la socialización en persona.

¿Y qué hay de la elección del consumidor? El ex especialista en diseño de Google, Tristan Harris, señaló en un ensayo sobre cómo la tecnología secuestra las mentes de las personas y que, en realidad, esas plataformas están diseñadas para darnos menos opciones, no más. Cuando realizas una búsqueda a de Google sobre un restaurante, por ejemplo, se te presentan un conjunto limitado de opciones con los anunciantes que aparecen en la parte superior de la lista. Raramente buscamos la segunda página de resultados de búsqueda. Harris comparó esto con lo que hacen los magos: "Da a la gente la ilusión de la libre elección mientras diseñas el menú para que ganen, sin importar lo que elijas".

Nos estamos volviendo irreflexivamente dependientes y adictos a la facilidad de uso a expensas de la calidad. Estamos caminando entre contenedores de basura con contenido de Internet que no necesitamos y que podrían dañar nuestro cerebro.

La industria de la tecnología también utiliza otra técnica para mantenernos enganchados: alimentarnos con un pozo de información sin fondo.

Este fenómeno es el efecto que tiene Netflix cuando reproduce automáticamente el siguiente episodio de una serie después de un momento de suspense y tú continúas mirando y pensando: "Puedo recuperar el sueño el fin de semana". Una escena de suspense es, claro está, reemplazada por otra escena de suspense. La temporada de 13 capítulos es seguida por otra, y otra… Pasamos más tiempo frente al televisor y, sin embargo, no nos sentimos más saciados. Cuando Facebook, Instagram y Twitter complementan sus páginas y actualizan su feed de noticias, haciendo que cada artículo pase al siguiente, el efecto se manifiesta nuevamente.

Tal vez deberíamos volver a nuestros teléfonos inteligente y, en lugar de utilizar Netflix o enviar mensajes de texto en Whatsapp, podríamos utilizar su función principal. Llama a tus amigos o familiares, habla con ellos o, incluso mejor, coordina una cita para veros en persona.

Mientras tanto la gran tecnología podría tener la oportunidad de sufrir una crisis. ¿Qué hay de ofrecer una suscripción a un Facebook sin anuncios? A cambio de una tarifa mensual, las búsqueda se basará en la calidad del contenido en lugar de la colocación del producto. Yo pagaría por eso. El ahorro de tiempo al reservar un viaje ya valdría la pena.

Apple fue pionera en la función de "No molestar", que detuvo los mensajes y las llamadas que nos despertaban durante el sueño, a menos que la persona que llama cumpliera con ciertos criterios de emergencia. ¿Qué tal un Modo de Enfoque que oculte las aplicaciones desde nuestra pantalla de inicio, para aliviar la tentación de jugar con nuestros teléfonos cuando deberíamos concentrarnos en nuestro trabajo o hablar con nuestros cónyuges, amigos y compañeros?

En la década de los ochenta, la BBC dirigió una exitosa serie infantil titulada Why Do Not You que imploraba a los espectadores a "apagar el televisor, salir a la calle y hacer algo menos aburrido", sugiriendo actividades sociables que no involucraban una pantalla. Fue sabio antes de su tiempo. La televisión parece un adversario insignificante en comparación con el ejército digital que enfrentamos hoy en día.

Leer mas

Noticias Ahora

Noticias Ahora

Negocio cruel y rentable: traficantes obtuvieron USD 7.000 millones en un año por trasladar a 2,5 millones de migrantes

13 junio, 2018

Al menos 2,5 millones de personas recurrieron en 2016 a traficantes para entrar de forma irregular en otro país, lo que reportó a las redes criminales ingresos de unos USD 7.000 millones, informó este miércoles Naciones Unidas en un informe.
Estos datos los recoge el llamado “estudio global del tráfico de migrantes”, publicado en Viena por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), con datos de los años 2016 y 2017.
“Este crimen trasnacional se aprovecha de los más vulnerables entre los vulnerables”, declaró Jean-Luc Lemahieu, director de análisis de la ONUDD. “Es un crimen global que requiere una acción global”, agregó el experto belga en la presentación del informe ante delegados de los países miembro de esta oficina.
El tráfico de migrantes se da en todas las regiones del mundo y generó ingresos para los contrabandistas -unos 7.000 millones- equivalentes a lo que destinaron a ayuda humanitaria Estados Unidos o el conjunto de la Unión Europea (UE) en 2016.
La .. […]

Mundo One

Be the first to comment

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*