'heartstone' es la película queer islandesa que ha conquistado a la crítica

El cine queer no ha tenido tradicionalmente una gran cabida en la cartelera. El inclusivo de verdad al menos, no las películas que pudieran reflejar a algún personaje homosexual, bisexual o transexual como añadido anecdótico. Hasta ahora. No son muchas las grandes distribuidoras que se animan a llevar a los cines películas con esa temática pero sí lo hacen las independientes que tras el éxito de cintas como Una mujer fantástica, Call me by your name o 120 pulsaciones por minuto parecen estar dando oportunidades a cineastas e historias que hace un lustro, con suerte, hubieran sido editadas directamente en formato físico.

Una época positiva para tener referentes de todo tipo y condición en la cartelera y para llevar a la práctica la máxima de que la representación importa. Si la famosísima película de Guadagnino mostraba a dos burgueses de clase alta disfrutando de la dolce vita – lo que le valió no pocas críticas – la de Robin Campillo mostraba a un inmigrante en suelo francés infectado por VIH y la de Sebastián Lelio a una mujer trans repudiada. Esta última, por cierto, aceleró la tramitación de la legislación en materia de identidad de género en Chile tras su éxito rotundo en Estados Unidos.

Así que, con distancia claro, se puede asegurar que el cine queer vive un momento dulce y que algo esta cambiando en una sociedad que acude a la sala de cine a ver películas que se salen – o lo intentan – de la heteronormatividad. Películas como el debut del director islandés Guðmundur Arnar Guðmundsson, Heartsone, que llega ahora a los cines tras un periplo de varios años por festivales del mundo cosechando críticas positivas y tratando un tema cuanto menos delicado.

Heartstone trata el paso a la vida adulta, lo que se ha dado en llamar últimamente coming of age, de un grupo de chavales de un pueblo remoto de Islandia en el que las actividades habituales consisten en pastorear ovejas o limpiar establos. Entre esos chicos se encuentran los protagonistas de la película, Thor y Christian, dos púberes de familias desestructuradas que en el verano que narra la película descubrirán que los une algo más que una amistad.

“La película está inspirada en mi propia experiencia viviendo en un pueblo pequeño de Islandia. Mis amigos y mi familia ayudaron a moldear el guion pero el desarrollo de los personajes ya me llevó a ficcionar la historia” reconoce Guðmundsson a su paso por Madrid. Un pueblo en el que no existen los teléfonos móviles ni internet es está al alcance de las manos: “Las cosas han cambiado mucho en los últimos quince años en Islandia. Esta película es un retrato muy realista de la vida en un pueblo en esa época. Ahora tienes internet, smartphones y los turistas llegan y te fotografían” admite el director.

Porque ahora Islandia será un país en el que la brecha salarial entre hombres y mujeres es prácticamente inexistente o en el que la igualdad real casi se ha alcanzado pero también es un territorio con un clima hostil, cuanto menos, y una población que no llega a los 350000 habitantes. Así que ser diferente no resulta nada sencillo en un lugar como ese. “La película trata, por encima de muchas otras cosas, de conseguir aceptarse a uno mismo” recuerda Guðmundsson.

Los que sí parece que han abrazado a Heartstone son los propios islandeses: “El privilegio de trabajar en Islandia es que no hacemos tantas películas al año así que si ruedas una se va a ver en los cines, la van a proyectar y te van a dar esa oportunidad” cuenta su propio director. Y es que no hay que olvidar que la temática resulta cuanto menos peliaguda al menos para las mentes bienpensantes que verán en el cine el despertar de unos chavales que apenas alcanzan los quince años. A pesar de todo ello la película ha tenido buena acogida en festivales como el de Toronto y ganó el premio a mejor película en el último Festival de Cine LGTB de Barcelona.

Eso es, en parte, gracias a la innegable química que hay entre los dos actores protagonistas, Blaer Hinriksson y Baldur Einarsson. “Los protagonistas son chicos normales porque prácticamente no hay actores de esa edad en Islandia. Pusimos un anuncio en el periódico al que se presentaron cerca de mil adolescentes, los escogimos, pasamos ocho meses ensayando y dándoles clases de interpretación dos veces a la semana” recuerda el director, lo que da una idea de lo complicado que puede llegar a ser el sacar adelante un proyecto como este en un país como aquel.

Ahora Heartstone llega a España y vuelve a recordarnos que la realidad LGTB es tan extensa como el planeta. Como el planeta y como las personas que todavía, a día de hoy, lo pueblan y necesitan ver en pantalla referentes con los que identificarse y que les recuerden que todo está bien. Algo que sí consiguen Thor y Christian desde esta película.


Fuente: ID

Noticias Ahora

Noticias Ahora

Un ausente Lula da Silva se convirtió en el blanco del segundo debate presidencial en Brasil

18 agosto, 2018

Los candidatos a la Presidencia de Brasil, excepto Lula, participaron del segundo debate (Reuters)Los candidatos a la Presidencia de Brasil coincidieron en la necesidad de combatir la corrupción y el desempleo, cambiar el sistema político y acabar con los privilegios durante su segundo debate televisivo, en el que el gran ausente volvió a ser el ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva.
Lula, quien lidera los sondeos de intención de voto con un 30 %, tampoco pudo participar en este debate, ya que, de nuevo, la justicia se lo impidió, pero fue asunto del debate y blanco de numerosas críticas.
El ex jefe de Estado está preso desde el pasado 7 de abril, condenado a doce años por corrupción, y pese a esa situación y a que está virtualmente inhabilitado, fue inscrito esta semana como candidato del Partido de los Trabajadores (PT) para las elecciones del 7 de octubre.

Alvaro Dias (Podemos) y Henrique Meirelles (MDB) (AFP)Los organizadores del debate quisieron dejar el podio de Lula presente .. […]

Noticias Ahora

Argentina, Brasil, Canadá, Chile, EEEU, México y Perú pidieron suspender a Venezuela de OEA

4 junio, 2018

El punto 10 del proyecto de resolución sobre la situación en Venezuela, presentado por las misiones permanentes de estos siete países ante la OEA, propone aplicar los mecanismos previstos en la Carta Democrática Interamericana, que pueden derivar en la suspensión de la participación de un Estado miembro cuando se produzca una “alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático”.
El Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, explicó que el pedido ante la asamblea de la Organización de los Estados Americanos es una forma de presión al gobierno del presidente Nicolás Maduro.
La solicitud aún debe ser aprobada durante la reunión por los países miembros de la OEA, organismo del cual ya Venezuela había solicitado su retiro el año pasado y que se concretaría en abril del 2019.
“Esta suspensión no es una meta en sí, pero mostraría que la OEA respalda sus palabras con acciones (…) Es un mensaje poderoso al régimen de Maduro de que solo con elecciones reales.. […]

Mundo One