vuelven los pantalones de tiro muy bajo (y tan subversivos como siempre)

Este artículo fue publicado originalmente en i-D US.

No hay fotografías de la colección otoño/invierno’93 de Alexander McQueen. Titulada Taxi Driver por la película de Martin Scorsese de 1976, fue presentada dentro de una habitación del Hotel Ritz de Londres. Tras aquello, según fanlore, Lee y un amigo empaquetaron la colección en bolsas de basura, se fueron a un bar a celebrarlo y les robaron todo antes de que pudiera fotografiarse profesionalmente. Por fortuna, la ropa era memorable, en especial un pantalón de cintura baja al que se atribuye ser el artífice de la locura por este tipo de prendas que se desató a nivel mundial. (Aquel estilo pronto se convirtió en parte del ADN de McQueen, apareciendo de nuevo en su colección primavera/verano’94 titulada Nihilism y en el desfile Highland Rape de su colección otoño/invierno ’95).

En 1993comenzaron a aparecer estos pantalones a la altura de caderas en las portadas de las revistas gracias a The Face y a Kate Moss. En 2017 han regresado a las pasarelas de Dior, Tom Ford, Tommy Hilfiger y, de forma más contundente, Alexander McQueen. Modelos fuera de servicio desde Kendall Jenner hasta Binx Walton también están liderando el resurgimiento.

regreso tendencia pantalones cintura baja

Alexander McQueen otoño/invierno’96, fotografía Neil Munns vía Getty Images.

Los pantalones de cintura baja llevan técnicamente entre nosotros desde los 60, cuando la contracultura hippie y la del rock psicodélico se pronunciaron a favor de las cinturillas situadas justo encima de la entrepierna. Los icónicos pantalones de cuero de cintura baja de Jim Morrison fueron un componente fundamental del estatus de dios del sexo del cantante de los Doors. Sus “pantalones de escenario” fueron comprados en una subasta por más de 4.000 euros, mientras que el par que llevaba a diario apareció en una parodia creada por el New Yorker de la sección sobre belleza de Into the Gloss titulada “Top Shelf”. “Creo que quemo entre cincuenta y cien calorías al día como mínimo simplemente llevando mis pantalones de cuero”, conjeturó la escritora Naomi Fry simulando ser la voz de Morrison. “Es como cuando vas a una sauna, casi puedes sentir cómo se derrite la grasa. Aunque no puedo demostrarlo científicamente [risas]”.

McQueen explicó el sex appeal de sus pantalones de cintura baja en términos más analíticos. “No giraba en torno a mostrar el trasero… Yo quería prolongar el cuerpo, no solo el trasero”, explicó a The Guardian en 1996. “Para mí, esa parte del cuerpo ―no tanto las nalgas, sino la parte inferior de la columna― es la parte más erótica del cuerpo de cualquier persona, sea hombre o mujer”. Como diseñador, McQueen trascendió la idea de que la moda equivale a sensualidad. Sus mejores ideas fueron retorcidas, controvertidas y a menudo muy avanzadas a su tiempo. Ayudando a introducir los pantalones de cintura baja dentro del mainstream a mediados de los 90 estaba Tom Ford, de Gucci, uno de los pocos diseñadores capaces de vender sexo de formas interesantes.

regreso tendencia pantalones cintura baja

Gucci otoño/invierno’95, fotografía Guy Marineau vía Getty Images.

“Con la línea otoño/invierno 1995 del Sr. Ford, comienzan oficialmente las reacciones negativas hacia el glamour retro” despotricaba el New York Times después de la colección “anti- retro” de Ford para Gucci. “Imaginen levantarse una mañana esperando que Harriet Nelson les prepare el desayuno y en lugar de ello [encontrar] a la Raquel Welch de 1968 batiendo los huevos”. El público estaba absolutamente preparado para los pantalones que habría llevado Welch cocinando el desayuno, o al menos para una versión de centro comercial de extrarradio.

Gwen Stefani dio un giro “marimacho” a este look en una fecha tan temprana como 1996. Después de que Britney Spears firmara su contrato de grabación con Jive en 1997, se hizo sus primeras fotos de promoción llevando una serie de deslumbrantes pantalones de cintura baja. Con ello ayudó a que el estilo fuera omnipresente durante finales de los 90 y principios de los 2000.

Mientras tanto, el hip hop y el R&B estaban popularizando una versión totalmente diferente de este tipo de pantalones: Left Eye, T-Boz y Chili de TLC hicieron que el abultamiento y la holgura formaran parte integrante de su estética de los 90, incorporando ropa de hombre a sus apariciones en la alfombra roja y en vídeos musicales como “Hat 2 Da Back”. Y no era únicamente la imagen híper femenina del pop lo que desafiaba aquel look: el famoso streetwear cubierto de condones de TLC era una declaración política que defendía el sexo seguro y celebraba un código de vestimenta satanizado.

La holgura era un look que a menudo se empleaba para reforzar estereotipos sobre la juventud negra y se encasillaba en una categoría de estilo diferente a los vaqueros de cintura baja (por desgracia, ningún cargo electo propuso prohibiciones legales sobre pantalones como estos). A menudo, los looks opuestos funcionaban en tándem. La primera sesión de fotos de Britney después del Club de Mickey Mouse mostraba unos abultados vaqueros de cintura baja sujetos con un cinturón de estilo skater. El sentido de la moda intuitivamente innovador de Aaliyah la convirtió en musa de Tommy Hilfiger y en el rostro de la icónica campaña de 1996 de la marca. Para cuando la Princesa del R&B lanzó “Try Again” en 2000, Aaliyah estaba cambiando la holgada ropa masculina por apretado cuero al más puro estilo Jim Morrison. Aunque Jim nunca utilizó diamantes o una cadena para la cintura como accesorio de sus pantalones.

regreso tendencia pantalones cintura baja

Aaliyah en los Teen Choice Awards de 2000, fotografía de Ron Galella, Ltd. vía Getty Images.

Hacia principios de los 2000, para espanto de muchas madres de todo el mundo, los vaqueros de cintura baja eran un must para cualquier adolescente con MTV. Antes de la actuación de Britney en los VMA en 2001 ―la de la serpiente y los shorts vaqueros más diminutos del mundo― reveló su rutina de abdominales en un episodio de Diary, de MTV. “Probablemente hago como 500 abdominales. Sí. Y si tengo un día realmente bueno, hago como 1.000″.

Después del despegue de la cultura de los tabloides y antes del auge de la actitud body-positive, los pantalones de cintura baja exigían a quienes los llevaban hacer también otros cambios en su estilo de vida. Ashley Fetters, en The Atlantic, concedió definitivamente el crédito por el auténtico auge de la depilación del pubis a un episodio de Sexo en Nueva York, aunque el precario look de cintura baja que llevaba Paris Hilton en las alfombras rojas probablemente merece el mismo reconocimiento.

Destiny’s Child llevaban vaqueros de cintura baja y cadenas para la cintura en su episodio de Cribs en MTV de 2000. Y no podemos pasar por esta época sin mencionar el icónico look de Keira Knightley para el estreno de Piratas del Caribe en 2003. Aquel look tiene al menos una fan de por vida en forma de Emily Ratajkowski.

regreso tendencia pantalones cintura baja

Tom Ford primavera/verano’18, fotografía Randy Brooke vía Getty Images.

El factor que más contribuye a la muerte de una tendencia es probablemente su llegada a los estantes de los centros comerciales. Hacia 2010, la omnipresente marca de tejanos de cintura baja Miss Sixty, favorita de Tara Reid y de innumerables adolescentes más de todo el mundo, echaba la persiana en la mitad de las 20 tiendas que le quedaban en EE. UU. L

os vaqueros Bongo —que fueron populares a lo largo de los 80 y los 90, pero se volvieron icónicos cuando Fergie se convirtió en el rostro de la marca en los 2000— son ahora deslumbrantes reliquias de una era que ya quedó atrás. Pero, ¿es posible que vayan a regresar?

La primavera pasada, el precursor original de la cintura baja Alexander McQueen hizo desfilar vaqueros de corte bajo al más puro estilo Paris Hilton por la pasarela. Eran muy ajustados y llevaban flores estampadas. Tommy Hilfiger, una marca que nunca ha abandonado su posición privilegiada, mostró vaqueros holgados de cintura baja en su colección primavera/verano’17. La modelo/musa de Tommy Gigi Hadid ha convertido la cintura baja en parte de su repertorio cotidiano y su hermana Bella la encuentra perfecta para su marca personal de bodys de cadera alta. Incluso Victoria Beckham —que diseñó este tipo de pantalones con tachuelas para Rock & Republic en una vida anterior— ha estado trayendo de vuelta este estilo de forma mucho más chic.

Los pantalones de cintura baja de las chicas molonas de 2017 son una mezcla del exceso de los 2000 y el streetwear de los 90. Están generosamente cortados, no están cubiertos de cristales de Swarovski y tienen menos probabilidades de ser causa de preocupación para los ginecólogos. O quizá el resurgimiento actual de esta tendencia está inspirado en la génesis contracultural de los pantalones en los 60, ya que las guerras culturales y las protestas públicas están alcanzando de nuevo máximos históricos. Una cosa es segura, puede que las tendencias se vayan y regresen, pero Lee McQueen estará por siempre adelantado a su tiempo.


Fuente: ID

Noticias Ahora

Noticias Ahora

En qué consiste la “solución omnicanal”, la nueva herramienta que lanzó VTEX en San Pablo

15 mayo, 2018

Enviado especial. La industria del Digital Commerce se volvió a congregar este lunes para dar inicio a la octava edición del VTEX Day, en San Pablo. Miles de empresarios, emprendedores, speakers, ejecutivos de empresas y patrocinadores del sector asistieron al primer día del evento, desarrollado en la Expo San Pablo, la sala de convenciones más grande de América Latina.
Como cada año, la empresa brasileña, que tiene operaciones en más de 25 países y más de 2.300 tiendas online, además de deleitar a sus invitados con la presencia de Bruce Dickinson (vocalista de Iron Maiden, piloto y empresario) y de Marc Randolph (co-fundador de Netflix), aprovechó la ocasión para realizar nuevos lanzamientos.
Mariano Gomide, uno de los CEOs de VTEX, fue el encargado de anunciar el lanzamiento de VTEX OMS, una herramienta que brinda a los clientes “una solución omnicanal”.
Entre las “funciones más novedosas” que presenta esta nueva herramienta, según el empresario brasileño, está el “Cart sharing”. A t.. […]

Mundo One